Repudian un operativo de gendarmes durante una protesta en una escuela

Efectivos de esa fuerza se presentaron el martes por la tarde en la escuela Nº 6 de Moreno, donde los estudiantes habían convocado a una permanencia pacífica y corte de calle para reclamar por las graves condiciones de infraestructura del colegio. Interrogaron a los alumnos sobre los motivos de la protesta y los fotografiaron.

El Defensor del Pueblo adjunto bonaerense, Walter Martello, presentará un pedido de informes a la ministra de Seguridad de Nación, Patricia Bullrich, para que explique las razones por las cuales se dispuso un operativo de Gendarmería en una escuela de la localidad de Moreno.
"Esto podría atentar contra los derechos de Niños y Adolescentes, vulnerando los mismos y es preciso que se aclaren las responsabilidades de esta situación", manifestó Martello sobre el accionar de la Gendarmería durante una protesta que tuvo lugar el martes en la Escuela Media número 6 Juana Azurduy, de la que participaron alumnos, padres y docentes.
Martello remarcó que presentó "un protocolo de actuación de fuerzas de seguridad en establecimientos educativos que elevaremos a las autoridades correspondientes y pretendemos, se implemente a la brevedad".
El jefe regional educativo 9 de la provincia de Buenos Aires, Carlos Marcos, reconoció que fuerzas de Gendarmería tomaron fotos durante la protesta en la que alumnos y docentes reclamaban reformas edilicias, y adelantó que se abrió un sumario para investigar lo ocurrido, pero negó que los uniformados hayan ingresado al establecimiento como denunciaron padres de los estudiantes.
"El inspector de la escuela estaba presente ante el reclamo de los padres y alumnos y no permitió el ingreso de las fuerzas de la Gendarmería, pero nos comentó que ante la negativa comenzaron a sacar fotos desde la vereda de enfrente aunque no me consta que solicitaron datos", dijo ayer Marcos a Télam.
El jefe regional desestimó que desde la Dirección General de Cultura y Educación se haya solicitado la presencia de alguna fuerza de seguridad y refirió que luego de las quejas de los padres en reclamo por mejoras edilicias se presentó el inspector de la cartera educativa provincial para corroborar las falencias de las obras y convinieron retomar los arreglos.
"Los arreglos de esta escuela se encuentran pendientes desde el año 2013 debido a que ninguna empresa quiso tomar la licitación", dijo el jefe regional, quien aclaró que desde la Dirección de Infraestructura se trabajará en línea con la cartera educativa para solicitar un fondo de emergencia y concretar las obras en el corto plazo.
La autoridad educativa confirmó, además, que elevaron un informe a la subsecretaría de Educación y desde esa área "están llevando adelante acciones para establecer las responsabilidades que correspondan".
"Los chicos no estaban cometiendo ningún delito con lo cual la intervención de la Gendarmería debería haber estado basada en una orden judicial y en una explicación que nunca existió. Es un atropello a sus derechos", manifestó por su parte en un comunicado el intendente de Moreno, Walter Festa, quien adelantó que "realizará una presentación ante la Justicia para proteger los derechos superiores de las niñas, niños y adolescentes".
"Nosotros estábamos protestando pacíficamente porque nuestra escuela se cae a pedazos y cortamos una calle, no una ruta, cuando de repente aparecieron dos autos con personal de Gendarmería y sacaron fotos a los chicos y pidieron datos porque dijeron que cometíamos un delito al cortar una ruta", dijo a la prensa Miriam, madre de un alumno que asiste al establecimiento.
La escuela presenta agujeros en el techo, sectores que están en peligro de derrumbe, partes de pisos averiados e instalaciones eléctricas precarias, según padres y docentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico