Tomó anabólicos y esteroides y le salieron tetas

Un joven de 27 años consumió anabólicos androgénicos para ayudar en su entrenamiento de fisicoculturista y terminó con una cirugía estética que le salió una fortuna.

Un hombre en Inglaterra tomó esteroides para aumentar su volumen y tuvo que gastar 5.000 libras esterlinas en una reducción de senos.

Danny Smith, de 27 años, tomó esteroides anabólicos androgénicos para ayudar en su entrenamiento de fisicoculturista y no todo salió como se esperaba.

A Danny Smith le crecieron los senos cuando dejó de ir al gimnasio durante la cuarentena, después de tomar esteroides para ayudar a su físico. El joven, de oficio reparador de paneles de yeso y con residencia en la ciudad de Manchester, siempre había estado interesado en mantener un físico musculoso, desde que era un adolescente.

Sin embargo, cuando los gimnasios cerraron durante el aumento de casos de Covid, no pudo entrenar. Danny pronto desarrolló "senos masculinos", que según los expertos pueden ser un efecto secundario de los esteroides anabólicos ilegales, entre otras causas.

Danny se sentía inseguro en su cuerpo "fuera de forma" y, a medida que sus senos crecían, su salud mental comenzó a pasar factura.

Él dijo: “Odiaba mi cuerpo y ponía cinta adhesiva sobre mis pezones para sentirme seguro y tenía miedo de quitarme la camiseta en las vacaciones”.

En 2021, se sometió a una cirugía de ginecomastia, cuyo objetivo es eliminar el exceso de tejido mamario, la grasa y la piel flácida, lo que le costó 5000 libras esterlinas en total.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico