"Un día de viento", el nuevo disco de "Alakrán" Márquez

Luego de "Donde Ser", el músico Eduardo "Alakrán" Márquez terminó su segunda entrega musical en formato de CD, que también se encuentra disponible en plataformas digitales.

Con los primeros vientos de octubre llega, tras dos años de producción, “Un día de viento”, el segundo trabajo solista del exintegrante de la banda “113 Vicios”.

El trabajo –cuyo registro se inició dos años atrás- cuenta con la colaboración de trece músicos (incluido el hijo de “Alakrán”) y en él se pueden apreciar sofisticados instrumentos que le aportan un exquisito toque a la obra: Enzo Antoniazzi en guitarra eléctrica; Jonatan Schenone en contrabajo; Demián Carrizo en udu, Susana Bustos en fagot; Juan Carlos Smith en oboe; Alejandro Plaza Fas en piano; Ezequiel Fernández en trombón; Julián Márquez en piano; Gustavo Bandeo en violín; Martín Moreno en trompeta; Diego Peralta en flugel; Werner Schneider en bajo; Francisco Martínez en trompeta; y “Alakrán” Márquez en voz, coros, guitarras, ukelele, piano, baterías, programaciones y percusión.

El disco fue producido por el músico junto a Alberto Ceballos; las letras y la música son de Márquez, quien comparte la autoría de una de ellas con Mariana Heredia; el diseño estuvo a cargo de Ariel Simonato.

“Un día de viento” se terminó de grabar a mitad de año y ya está disponible en formato de CD y también se puede encontrar en las diferentes plataformas digitales.

El disco cuenta con una carátula elegida por el propio músico que retrata un día de viento en Comodoro Rivadavia en los años 20: se trata de la postal N° 35 de Federico Kohlmann.

“Un día de viento” se grabó, en gran parte, en la propia casa del músico y en los estudios de grabación Metamorfosis. Siete temas forman parte del disco, al igual que los días de la semana, y en el mismo se ve reflejado el sentir del músico, que junto a una melodía que se entrelaza con el viento y la lluvia aborda un relato poético y sonoro de la esencia patagónica.

“Alakrán” describió el trabajo como “una selección de siete canciones, una por cada día de la semana, unidas por un contexto sonoro que envuelve a todos los habitantes de esta región y que intenta reflejar como concepto sus vicisitudes con constantes temporales, tempestades, que nos siguen atravesando desde tiempos inmemoriales hasta la fecha”.

“Las canciones no corresponden a un estilo en particular, pero sí pretenden mostrar un sonido definido con su propia impronta”, expresó.

Fuente: “C+. Cine&Cultura”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico