Un jubilado está desaparecido hace un mes y sospechan de la policía

Enrique Fabiani salió a cazar con amigos y nunca más volvió. Su familia convocó a una nueva marcha para reclamar por su hallazgo.

Enrique Héctor Fabiani lleva casi un mes desaparecido, luego de que salió a cazar el 4 de junio en una zona de monte en el departamento de Villaguay, provincia de Entre Ríos, junto a dos amigos. Jubilado, de 74 años, oriundo de Santa Fe, Fabiani fue objeto de una intensa búsqueda a cargo de la Policía de Entre Ríos. Se emplearon drones enviados por la Policía chaqueña, se rastrearon varias hectáreas, hasta ahora, sin éxito.

Hoy, el foco de sospecha de la Justicia está en la Policía entrerriana misma. El fiscal que interviene en la causa, Mauro Quirolo, solicitó a la jueza de garantías Nadia Benedetti una batería de medidas para investigar a funcionarios policiales que tuvieron participación en varias etapas de la causa, confirmaron fuentes del caso a Infobae.

También, pidió que se convoque a un antropólogo forense para que se sume a la tarea de búsqueda. Nombró a un experto en particular, que integra el SIFEBU -Sistema Federal de Búsqueda de Personas- y el Equipo Argentino de Antropología Forense. Esto lleva a inferir que a Fabiani ya se lo busca muerto.

Quirolo no es el único en sospechar de la Policía. La familia Fabiani también se suma a este punto. Aseguran que un perro rastreador del cuerpo de Bomberos Voluntarios olfateó la cuña del cucharón de una retroexcavadora que estaba en el campo donde se lo habría visto a Enrique por última vez. Luego se posicionó debajo de la máquina y comenzó a ladrar. Ese indicio no se profundizó. Los Bomberos fueron desafectados de la búsqueda.

La representación legal de la familia de Fabiani, a cargo del abogado Rubén Pagliotto, evalúa por estas horas requerir que la Justicia corra a la Policía de Entre Ríos de las pesquisas y que se convoque a Gendarmería para las tareas. Existe también cierto temor a que la feria judicial, que comienza el próximo lunes, ralentice los procedimientos.

Por lo pronto, este jueves habrá una marcha para pedir por la aparición del jubilado. Comenzará a las 14.:0 en el acceso a Alcaraz. A las 17 se celebrará una misa que concluirá con una procesión de antorchas.

El martes 4 de junio, Fabiani participaba de una partida de caza en el campo “Don Antonio”, en la zona de Mojones Norte del Departamento Villaguay. Había ido con otros dos amigos de su pueblo, Santa Clara de Buena Vista, situado en el centro de Santa Fe. No era la primera vez que cazaba en ese monte, conocido como la Selva de Montiel.

A las 18 se separó de sus compañeros. Entre las 22 y las 23, fue visto por unos operarios de trilladoras del lugar. Sobre la medianoche, habría ingresado a la estancia “La Criolla”, propiedad de Julio Lodi, quien sería la última persona que lo vio con vida. El campo está cerca de la localidad de Alcaráz, situada en el Departamento Paraná.

Según el relato del estanciero, al ver llegar a Fabiani salió de su casa y lo increpó, preguntándole qué hacía allí. El jubilado le respondió “cazando”. Lodi le recriminó que estaba en un campo privado y lo echó. Según consta en la causa, el estanciero también le advirtió que si no se iba, iba a disparar. Fabiani pidió disculpas y se retiró. El propietario del campo relató que iluminó al hombre con una linterna de alto poder hasta que cruzó la tranquera.

Luego se produce una situación confusa. Lodi llamó a la Brigada de Abigeato de la Policía de Entre Ríos, una unidad especializada en evitar el robo de ganado. Como el fin de este cuerpo es cuidar la propiedad de los estancieros, muchas veces la delgada línea que separa esta función de actuar bajo indicación de los dueños de campo se borronea. Al arribar, habrían hecho una ronda para encontrar a Fabiani, pero sin resultados.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico