Una carnicería de Caleta vende a 150 pesos el kilo de carne de vaca

Decenas de personas formaron fila ayer en una carnicería de barrio denominada "La Pradera", atraídos por las ofertas de cortes de carne vacuna a 150 pesos por kilo, muy por debajo de los altos costos que ha alcanzado ese alimento. Se trata del primer comercio que aceptó un acuerdo con el municipio y se espera que el lunes se sumen otros, incluyendo pollerías y pescaderías.

Caleta Olivia (agencia)

La propuesta de acuerdo de precios fue realizada a los comerciantes a través de la Subsecretaría Municipal de Comercio, Bromatología y Desarrollo Productivo, a cargo de Antonio Quiroga, en el marco de una reunión que se concretó el viernes.

Si bien el precio sugerido para la carne vacuna es similar al que procuró impulsar el Gobierno nacional a través de los “Productos Esenciales”, la iniciativa local no tiene nada que ver con la de Cambiemos porque en la práctica aquella se circunscribe a Buenos Aires y no se refleja en el interior del país.

Quiroga explicó que el municipio solicitó a la mayor cantidad de comerciantes posibles “comprometerse socialmente con la comunidad” y una carnicería accedió de inmediato. De ese modo, a partir de ayer comenzó a vender cortes de carne vacuna a 150 pesos el kilo. En contrapartida, será beneficiada con la reducción de la tasa de comercio y otros impuestos.

El local de referencia se encuentra ubicado en la avenida Mitre, zona del barrio Güemes y por ahora todos los cortes tienen el mismo valor, a modo de prueba piloto, por lo cual llamó la atención la gran cantidad de consumidores que ayer formaban una extensa fila en su acceso.

ESPERAN MAS ADHESIONES

El funcionario municipal precisó que ya establecieron conversaciones no solo con otros propietarios de carnicerías sino de pollerías y pescaderías a fin de establecer una lista de precios promocionales “que sean acortes de la realidad social que estamos viviendo”. Estiman que el lunes habrá nuevos comercios adheridos al programa.

Quiroga comentó además que esta propuesta se venía elaborando desde hace un mes. Admitió: “en un principio hubo un poco de resistencia respecto a la adhesión y por ello hicimos una convocatoria abierta, quedando a criterio de cada comerciante de participar o no”.

“Cada uno de los comerciantes que participaron de la reunión expuso la situación que les toca vivir en la faz comercial y nosotros como representantes del municipio intentamos que los alimentos sean accesibles para toda la comunidad”, precisó.

En el caso de la carne, reconoció que el margen de ganancia para un comercio será mínimo “y sabemos que está muy difícil para todos porque no es la misma situación de un comercio de Buenos Aires. Ellos tienen los frigoríficos cerca y acá por la lejanía se nos complica más”.

Quiroga precisó que a la primera reunión concurrieron una decena de comerciantes locales “y nos extrañó que no se aceraran los referentes de frigoríficos que están establecidos en la ciudad. Pero, bueno, eso también refleja el compromiso social que cada empresa pueda llegar a tener con la comunidad, por lo cual veremos cuántos más concurren a la nueva reunión que convocamos para el lunes”, expresó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico