Una ONG presentará acciones legales contra Wanda Nara por "sexualización infantil"

La semana pasada, Wanda Nara compartió con sus seguidores de Instagram una fotografía en bikini desde la lujosa embarcación que alquiló durante sus vacaciones familiares en Ibiza y despertó las críticas de ONGs por los derechos de los niños tras conocerse el detrás de escena de la imagen. .

La imagen, que Wanda Nara subió junto a la leyenda "Quiéreme mientras se pueda, que la vida es pasajera...", terminó generando una fuerte controversia luego de que un paparazzi capturara el detrás de escena, donde se la ve a Wanda posando en traje de baño frente uno de sus hijos, a quien utilizó como fotógrafo.

Tras la viralización de esa imagen, según publicó el portal Corriere dello Sport, la asociación italiana Codacons, encargada de la defensa del medio ambiente y los derechos de los usuarios y consumidores, acusó a la modelo de “sexualizar" a su hijo y brindar un mensaje erróneo a través de su perfil de Instagram, que cuenta con más de 7 millones de seguidores.

“En las redes sociales reinan raperos e influencers que envían mensajes desviados y muchas veces peligrosos a los más jóvenes. Un ejemplo de mensaje profundamente equivocado es el que dio la conocida influencer Wanda Nara, quien, en los últimos días, apareció en una foto donde su hijo fotografía su lado B, una forma de violencia hacia los menores", señaló Codacons en un comunicado.

“Tanto los raperos con sus canciones impregnadas de violencia, como los influencers que mercantilizan su propio cuerpo y la imagen de sus hijos, contribuyen a la difusión de mensajes erróneos que afectan el comportamiento de los jóvenes”, afirmó la asociación, que ha decidido realizar acciones legales contra Wanda.

Luego de esa publicación, la modelo compartió otra foto con uno de sus hijos en la que aseguró: "Soy una de esas mamás que darían su vida sin pensarlo por cualquiera de mis hijos. Y lo que más me enorgullece que creo que ellos también lo harían por mí".

Hipersexualización y autocuidado en redes sociales

No es la primera vez que figuras mediáticas del país protagonizan este tipo de situaciones. En diciembre del año pasado, la actriz Jimena Barón publicó en su cuenta de Instagram un video bailando en ropa interior junto a su hijo Momo. El posteo recibió duras críticas por parte de algunos seguidores que la cuestionaron por exponerse con el niño en esas circunstancias.

La actitud de Wanda hacia su hijo, "tal como sucedió con Jimena Barón el año pasado, se trata de una hipersexualización", opinó en diálogo con Página/12 María Zysman, psicopedagoga y presidenta de Libres de Bullying, un equipo interdisciplinario de diagnóstico, prevención e intervención en casos de bullying infantil.

"Lo que no sé si me parece correcto es catalogarlo como violencia hacia los menores. A veces es mejor no gastar las palabras. Si tomamos la hipersexualización como forma de violencia sí, sin duda lo es. Pero haría una diferenciación más de grado", consideró la especialista, marcando distancia respecto a la acusación que hizo Codacons.

De todas maneras, aclaró, "puedo entender que las ONG que trabajan en defensa de ciertas cuestiones levanten la mano frente a un hecho, así como para que la gente tome conciencia".

Para Zysman, "pedirles a los propios hijos que saquen ese tipo de fotos debería ser mínimamente filtrado por cualquier madre o padre". "Me parece que hay cosas que hay que reservarse y que no hay que hacerlas con los chicos. Ni con los hijos, aunque fueran más grandes. Tiene que ver con el espacio privado de una mujer, un hombre, una pareja y no está bien que los propios hijos sean testigos de eso", opinó.

Sacar una foto, indicó la especialista, es dar testimonio de algo. "Desde el momento que uno invita a alguien a sacar una foto lo está haciendo parte y está comunicando algo", explicó. Así, "Wanda le está diciendo a su hijo que eso es algo para mostrar en las redes", señaló la psicopedagoga.

"Los padres se espantan cuando los chicos no se cuidan en redes, pero hay que pensar que de algún lado aprendieron que uno se puede meter con una cámara por cualquier espacio. Ese primer plano de Wanda no es un lugar donde yo invitaría a un niño a meterse. No es que está tomando sol en una reposera. El mensaje de Wanda con esa foto es absolutamente sexual. Más allá de la parte del cuerpo en cuestión, el problema es la actitud de la madre, lo que quiere generar con esa foto", advirtió.

La sexualización infantil, concluyó la especialista, es un problema extendido que, con las redes sociales, se potencia y se expresa de diferentes formas. En el caso de Wanda Nara, también se manifiesta a través de sus hijas mujeres, a quienes "sexualiza agradándolas, poniéndoles ropa de adolescentes, etc", advirtió Zysman.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico