Vacunas: vecinos indignados escracharon y pidieron la renuncia del intendente

Para numerosos vecinos de la localidad de Comandante Luis Piedra Buena no fue suficiente que el Ministerio de Salud haya separado del cargo al director del hospital público de esa localidad, Mario Triputti, por haber permitido que parte de las vacunas Sputnik V con las que se debía inmunizar al personal de salud fueran discrecionalmente aprovechadas por el intendente Federico Bodlovic, su esposa (que sería la jueza de Paz), su chofer personal, su padre José Bodlovic (diputado provincial) y otros referentes políticos de su entorno.

Por ello, al promediar la tarde del martes protagonizaron una marcha de repudio por las calles de ciudad que llegó hasta el edificio municipal donde fijaron carteles y finalmente al domicilio particular del jefe comunal que permanecía en su interior, al cual escracharon exigiéndole su renuncia al cargo (foto).

Vale recordar que el escándalo que cobró notoriedad nacional fue denunciado públicamente por los propios trabajadores de la salud que además remitieron una nota al ahora separado director del nosocomio pidiéndole explicaciones, por lo cual el mismo tuvo que admitir que no respetó los instructivos del Ministerio de Salud.

Otra irritante y similar situación se detectó en Gobernador Gregores donde antes de que fuera separado y labrársele un sumario, renunció el director del hospital de esa localidad, Enrique Ferragut, pero el Ministerio de Salud aclaró que ello no lo exime de la investigación en curso.

Inicialmente trascendió que, en vista de la ausencia de algunos médicos y enfermeras que se hallaban de licencia, Ferragut destinó las vacunas que tenían ese destino para inocular a adultos mayores, pero ahora también se dice que entre los beneficiados “no esenciales”, figura el intendente Héctor Vidal y otro alto funcionario de esa localidad, el diputado nacional Juan Vázquez

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico