Vecinos cortaron ruta por una obra de gas inconclusa

Residen en el barrio Esperanza, un sector de 150 viviendas de planes oficiales de Caleta Olivia que hace seis años fueron usurpadas cuando estaban en la faz final de terminación.

Con el transcurrir del tiempo se fue regulando su situación pero antes de que se les habilitara la red de gas el material acusó deterioros.

En diciembre, según relataron, la empresa provincial Distrigas les había prometido encargarse de las reparaciones y ellos deberían comprar cuplas y otros materiales necesarios, pero todo se fue dilatando.

La empresa se ocupó de gestionarles el préstamo de garrafas y, según comentaron algunos vecinos, el intendente Fernando Cotillo dijo a través de una emisora radial que se las habían apropiado, por lo cual esta mañana les respondieron abiertamente diciéndoque “nosotros no somos ladrones ni ladronas, en cambio él debería mirarse a si mismo”.

Esta acusación fue la que agudizó el descontento y poco después de las ocho de la mañana, en un numero de aproximadamente dos centenares, acudieron a la rotonda ubicada frente a la playa de tanques de Termap (acceso norte) para cortar ambas manos de la Ruta Nacional N° 3.

La medida de fuerza bloqueó a decenas de camiones en ambos sentidos, pero afortunadamente solo de extendió por dos horas ya que en el lugar se hizo presente el gerente local de Distrigas, Ariel Barrionuevo.

Luego de escuchar fuertes críticas de los manifestantes, el funcionario les prometió que los trabajos de zanjeo y reparación de averías se iniciarían de inmediato.

Luego, en dialogo con medios periodísticos, precisó que las tareas demandarían al menos dos meses pero se buscaría la manera de ir habilitando el servicio por manzanas a modo de posibilitar que la mayor cantidad de familias pueda tener gas por red antes de la llegada del invierno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico