Yuliana Uribe en Terapia Intensiva y con pronóstico reservado

Se trata de la imputada por el homicidio de Samuel Ovejero, quien era su expareja. Durante el incendio que se produjo en la alcaidía el 23 agosto sufrió graves quemaduras. Este viernes, por una insuficiencia respiratorita, la joven fue internada en Terapia Intensiva del nosocomio.

Yuliana Uribe (19), anoche fue internada nuevamente en el Hospital Regional ante una insuficiencia respiratorita. Hasta el momento su pronóstico es reservado y no se descarta que sea derivada a Buenos Aires, confiaron fuentes oficiales a El Patagónico.

Yuliana es una de las cinco internas que sufrieron asfixia y quemaduras en las vías respiratorias durante el incendio que se registró el miércoles 23 de agosto, pasado el mediodía, en el pabellón de mujeres de la alcaidía policial.

Este viernes cerca de las 20 horas, la joven imputada por el homicidio de Samuel Ovejero (26), ocurrido el 29 de julio en el barrio Máximo Abásolo, quien era su expareja, fue atendida en la guardia del nosocomio local y ahora se encuentra en la sala de Terapia Intensiva, mientras su pronóstico es reservado.

Los profesionales médicos no descartan una eventual derivación a Buenos Aires para Uribe quien padece una insuficiencia respiratorita como consecuencia de las quemaduras en la zona de tráquea luego del siniestro.

A fines de julio, a Uribe le otorgaron prisión domiciliaria tras el pedido de su defensor particular Mauro Fonteñez ante el juez Martín Cosmaro para que continúe la recuperación en su vivienda ante la falta de lugares de detención en los que la mujer pueda sobrellevar su rehabilitación médica.

Fonteñez expuso, entre otros aspectos, que las comisarías de esta ciudad registran humedad y que no había lugares adecuados para alojar a Uribe ya que está medicada a raíz de una infección que sufrió en las vías respiratorias.

INCENDIO EN LA ALCAIDIA

Las internas que se alojaban en el lugar y padecieron graves quemaduras fueron Nahir Quinteros (27), Jessica Aguilera (29), Juliana Uribe (19), Leila Núñez (26) y Noemí Gisela Pérez (36).

El incendio al se originó pasadas las 13 del pasado 23 de agosto en el horario de relevo del personal de la cárcel de máxima seguridad que funciona sobre Yrigoyen y Dalle Mura del barrio Industrial.

Los empleados ya habían realizado el conteo diario del cambio de turno y por ello las puertas del pabellón estaban cerradas con candado. Rápidamente el pabellón se vio afectado por completo. A los pocos minutos las detenidas ya no podían respirar.

En medio de la desesperación el encargado de turno, el cabo Daniel Díaz, no podía visualizar los candados de las puertas para liberar a las mujeres en peligro, justamente por la nube negra que invadió ese sector del recinto carcelario.

A pesar de que el suboficial inhaló abundante humo logró acceder al pabellón junto a dos compañeras guardiacárceles. Al ingresar se encontraron con tres de las mujeres ya desvanecidas en el suelo. Todas fueron sacadas de inmediato a un patio interno del edificio carcelario, mientras arribaban las ambulancias y los bomberos del Destacamento 1. Los voluntarios fueron quienes colaboraron con las maniobras de primeros auxilios a las víctimas del incendio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico