Aprobaron los drones comerciales de Apple, Intel y Uber, pero Amazon quedó fuera

Apple, Intel, Uber y otras empresas obtuvieron luz verde para comenzar a probar sus drones comerciales en el espacio aéreo de Estados Unidos, ya sea para tareas que van desde entrega de paquetes hasta cartografía digital, como parte de un proyecto aprobado por el gobierno de ese país que le dio el pulgar abajo a Amazon.

Se trata de diez proyectos vinculados con vehículos aéreos no tripulados para uso comercial, que recibieron exenciones dado que la reglamentación actual prohíbe su uso en el país norteamericano.

Desde entrega de alimentos y paquetes, hasta cartografía digital y tareas de vigilancia, el objetivo de estos programas piloto es también ayudará a la Autoridad Federal de Aviación a elaborar normativas adecuadas para controlar el uso de drones, informó hoy el diario inglés The Guardian.

Por su parte, el proyecto de Apple se enfocará en la utilización de drones para capturar imágenes de Carolina del Norte junto con el departamento de Transporte del Estado.

Uber trabaja en sus taxis aéreos y entregará comida a través de drones en San Diego, California. "Necesitamos hamburguesas voladoras", se refirió sobre este último punto la CEO de la compañía, Dara Khosrowshahi.

La startup Flirtey, que tuvo éxito en una primera prueba de entrega con drones en Estados Unidos en 2015, usará estos vehículos para entregar suministros médicos a víctimas de ataques cardíacos en Nevada y a rastrear mosquitos en Florida.

La firma aérea y de logística FedEx usará drones para inspeccionar aeronaves en su centro de operaciones en Tennessee y para algunas entregas entre el aeropuerto y otras ubicaciones de Memphis.

La universidad Virginia Tech sostuvo que exploraría los servicios de emergencias, la entrega de paquetes y la inspección de infraestructura a través de drones, a partir de una asociación con el Proyecto Wing de Alphabet (la casa matriz de Google).

Allí también se asociaría con las empresas AT&T, Intel, Airbus y Dominion Energy.

La ausencia notable de la lista de los diez proyectos aprobados fueron dos gigantes: Amazon, que aplicó por un proyecto para entregar productos dentro de la ciudad de Nueva York, y el fabricante de drones no militares más grande del mundo, DJI.

La secretaria de Transporte de Estados Unidos, Elaine Chao, planteó la posibilidad de que se aprueben docenas de proyectos en los próximos meses, ya sea con nuevas exenciones o bajo las reglas existentes.

El rechazo al proyecto de Amazon fue justificado con un proceso riguroso, aunque el subsecretario de Transporte, Jeff Rosen, relativizó el asunto al decir que "no hubo perdedores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico