Buscan aprobar la venta de "pirotecnia sin sonido"

Durante la última sesión del Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia ingresó un proyecto de ley que busca habilitar la venta de pirotecnia sin sonido. La iniciativa presentada por el edil Ariel Montenegro plantea más dudas que certezas y no cuenta con la consulta a Comodoro TGD Padres TEA. El año pasado hubo un intento de volver a habilitar la venta de pirotecnia y la iniciativa no prosperó. A nivel nacional se dejaron de fabricar petardos y bombas de estruendo.

Diciembre es sinónimo de celebración para despedir el año. Los festejos están marcados por reuniones, comida, música y baile, pero sin pirotecnia. Desde 2018, Comodoro Rivadavia declaró ilegal la venta de fuegos artificiales después de años de lucha de familiares de las personas con trastorno del espectro autista (TEA) y defensores de los derechos de los animales. Pero, desde entonces, el lobby para habilitar la venta de pirotecnia de “bajo estruendo” se volvió una constante en esta ciudad.

El año pasado se intentó modificar la ordenanza, pero no obtuvo consenso. La intención solo quedó en un anteproyecto, que nunca vio la luz ante el reclamo de diversos sectores. Ahora parece que la decisión es concreta. Es que Ariel Montenegro presentó un proyecto en la última sesión del Concejo Deliberante para habilitar la venta de pirotecnia “sin sonido”. “Quiero presentar un proyecto de ley para habilitar la venta de pirotecnia en Comodoro”, dijo el edil, que representa a la UOCRA, ante la sorpresa de los demás concejales.

“La presente ordenanza tiene como objeto prohibir en todo el Ejido de la ciudad de Comodoro Rivadavia, la utilización, fabricación, comercialización, depósito y venta al público mayorista o minorista para uso particular de cualquier tipo de productor de pirotecnia sonora y cohetería sonora”, sostiene el artículo 1 del proyecto presentado y al que accedió El Patagónico.

“Serán considerados productos de pirotecnia sonora o de cohetería sonora aquellos elementos destinados a producir combustión o explosión con efectos audibles, incluidos los que se encienden con mecha o fricción. Quedando excluidos de la presente ordenanza los artificios pirotécnicos lumínicos exclusivos, como cañas voladoras, estrellas, juegos de las luces sin sonido. Cualquier otro producto pirotécnico no encuadrado en los productos mencionados deberá ser usado en circunstancias y actuaciones exclusivamente autorizadas previamente por la autoridad municipal correspondiente”, destaca el artículo 2.

LIBRE INTERPRETACION

En los argumentos del proyecto presentado por Montenegro hay diferentes claroscuros que podrían llevar a una libre interpretación de la ley. En primer término, la iniciativa deja en claro que la pirotecnia causa daño a las personas. “Es de vital importancia la prevención de cualquier acción que conlleve al riesgo de salud e integridad de personas, sobre todo personas ancianas, enfermos cardíacos, personas con discapacidades cognitivas o neurológicas que no comprenden la causa de estas explosiones y las sufren de manera extraordinaria, tales como Síndrome de Down, Asperger, Autismo y otras; bebés y niños con mayor sensibilidad auditiva y eventual daño irreparable”, asegura el proyecto.

Pero el artículo 2, previamente señalado, establece que se habilite la venta de cañitas voladoras y productos lumínicos, sin detallar los elementos que entrarían en una calificación u otra.

Asimismo, el artículo 2 establece: “serán considerados productos de pirotecnia sonora o de cohetería sonora aquellos elementos destinados a producir combustión o explosión con efectos audibles, incluidos los que se encienden con mecha o fricción”, pero productos como los chasquibum no tienen fecha ni se activan mediante fricción. Sin embargo, son de estruendo por lo que no queda claro qué pasará si se avanza con la modificación de la ley.

Otra de las cuestiones que no quedan claras es que en el proyecto no se les consulta a Comodoro TGD Padres TEA o a grupos mascoteros de esta ciudad.

SUSPENSION A NIVEL NACIONAL

Esta semana la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (CAEFA) y el Sindicato Único de Empleados de la Industria de la Pirotecnia y Afines (SUEIPA), anunciaron que se dejarán de fabricar "bombas y petardos de suelo".

La medida se realiza en el marco de la campaña nacional “Celebremos siempre con fuegos artificiales amigables”. "Se van a empezar a eliminar los productos pirotécnicos debido al daño que provocan a personas con hipersensibilidad auditiva”, sostuvo el director de Relaciones Institucionales de CAEFA, Ezequiel Asquinasi, y manifestó que se promoverá “el uso responsable de los productos y se alentará la elección de aquellos con bajo impacto sonoro o lumínico en reemplazo de las bombas de estruendo o morteros”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico