Debut triunfal de la Selección Argentina U-17 en el Mundial

El elenco nacional superó a Egipto por 59-50 por la primera fecha del certamen que se disputa en Málaga, España. Lucas Giovannetti, con 22 puntos, fue la gran figura. Este domingo, a las 10:30 se medirá ante Polonia.

En un encuentro de bajo goleo, poca efectividad y algunas imprecisiones, Argentina cosechó un valioso triunfo ante Egipto, por la primera jornada del Grupo D del Mundial U-17 que se celebra en España. Fue por 59-50, en un partido en el que estuvo al frente durante prácticamente todo su desarrollo y ante un rival que nunca dejó de luchar a pesar de haber estado dos veces abajo por 15 puntos. Lucas Giovannetti se destacó con 22 puntos y varias acciones claves en los momentos importantes del partido. Este domingo, desde las 10:30, los chicos enfrentarán a Polonia, que viene de caer ante Australia en su estreno.

Como era de prever, a Argentina le costó el arranque, algo frío e impreciso, tardó más de tres minutos en anotar su primera canasta. Sin embargo, no dejó de atacar la pintura del rival una y otra vez, forzando faltas y tomando buenos tiros cerca del canasto. Del otro lado, Egipto anotó solo desde la línea de tres puntos y se mantuvo al acecho. Pero con agresividad, constancia y un par de conversiones de larga distancia, Argentina logró tomar la delantera y llegó a sacar 7, aunque sobre el cierre, un par de pérdidas le permitieron a Egipto recortar a 18-16 al finalizar el primer parcial. Fue una previa de lo que pasaría en todo el partido: Argentina mejor, al frente pero con problemas para sostener la ventaja, y Egipto batallador, sin rendirse y manteniéndose al acecho, informó la CAB.

El elenco africano comenzó mejor el segundo período. Con intensidad y agresividad, forzó pérdidas e intentó correr. Pero Argentina reaccionó, aprovechó un par de errores del rival y se mantuvo al frente. Ambos equipos mostraron problemas para finalizar cerca del aro. En un contexto de poca efectividad y bajo goleo, los chicos se quedaron con el parcial por 14-9 gracias a dos conversiones de tres puntos sobre el cierre que le permitieron escaparse. Al finalizar la primera mitad, Argentina lideraba por 32-25, con 4/10 en triples aunque un bajo 37% en dobles. El rival no se quedaba atrás, 16% de campo y tan solo dos conversiones de dos puntos. Para entonces, Lucas Giovannetti, con 9 unidades, era el máximo anotador y el principal generador de juego para el equipo.

En el tercer cuarto llegó el mejor momento de Argentina. Con mejor ritmo e intensidad defensiva, forzó errores y malos tiros del rival que le permitieron correr y anotar en transición. Los chicos se pasaron la pelota, encontraron buenos tiros y llegaron a sacar 17. Argentina tuvo la oportunidad de ampliar aun más la ventaja pero, como durante todo el juego, le costó definir con contacto cerca del aro y no pudo dar la puntada final. Sobre el cierre del período, Egipto encontró un par de conversiones que le permitieron achicar a 11 de cara al último cuarto: 46-35.

El inicio del cuarto período no fue bueno. Argentina anotó solo dos puntos en cinco minutos y Egipto recortó a seis la ventaja. Pero en el último tramo, Giovannetti tomó las riendas de la ofensiva y con un parcial de 9-0, los chicos se escaparon a 15 a falta de tres minutos. Y si bien Egipto reaccionó, otra vez, y recortó el déficit, Argentina manejó los tiempos, administró sus ofensivas y se terminó quedando con la victoria por 59-50. Lucas Giovannetti fue el jugador más destacado del partido. Anotó 22 puntos con 4 rebotes y 3 asistencias, administró la ofensiva y se hizo cargo del juego en los momentos críticos. Lautaro Viatri anotó 7 unidades, Juan Bocca y Santiago Bilbao lo siguieron con 6 unidades. Argentina lanzó 38% de campo, con 6/23 en triples y 7/15 en libres.

Debut y victoria para el elenco nacional en el Mundial U17. No fue una actuación lucida de los chicos ante un batallador rival, pero el triunfo nunca pareció estar en peligro. Empezar ganando era indispensable para evitar un posible cruce ante Estados Unidos en octavos de final. La falta de efectividad, algunas imprecisiones y los nervios del debut le jugaron en contra a la hora de ampliar la ventaja y de sentenciar el partido. La acción seguirá este domingo, desde las 10:30, hora de Argentina, ante Polonia en un duelo clave para el ordenamiento final del grupo y para buscar un cruce favorable en la próxima ronda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico