Dolor en el mundo del atletismo por la partida de Ana María Campillay

Ayer por la tarde se conoció el deceso de la mejor lanzadora de jabalina del Chubut. En redes sociales hubo hondo pesar. Y la Confederación Argentina de Atletismo le rindió homenaje con una carta que reproduce El Patagónico.

POR SIEMPRE, ANA MARÍA CAMPILLAY

En nuestro historial atlético, contamos con numerosos valores que han dejado la huella de su calidad y sus virtudes deportivas. Y también, con numerosos valores que además de esa lista de récords, títulos y otros resultados atléticos nos han dejado su inolvidable cuota de calidad humana, el sentimiento de compañerismo, de la mano siempre tendida al prójimo, de la enseñanza a las nuevas generaciones. Un legado que no tiene medida. En ambas listas –por su jerarquía deportiva y por todo lo que representó como una de las personalidades más admiradas y queridas del ambiente atlético- figura Ana María Campillay.

Y en estos momentos tan dolorosos para el país y el mundo entero, y que en el caso del ambiente atlético argentino también tiene que lamentar sensibles pérdidas, ahora se suma la de Ana María, fallecida este jueves 3 de junio en su terruño de Comodoro Rivadavia, Chubut.

Una de las más grandes lanzadoras de jabalina del historial argentino, Ana María nació el 12 de junio de 1950 y había surgido en aquella magnífica “cantera” de atletas que fue Comodoro Rivadavia durante la década del 60. A partir del formidable movimiento por nuestro deporte que pioneros como Don Eduardo Bernal y Antonio Pocoví llevaron adelante –organizando su primer Campeonato Nacional en 1964, torneos internacionales posteriormente y hasta el primer Campeonato Sudamericano de Menores en 1973- aparecieron atletas de gran categoría como Néstor Heuchert, Cristina Irurzun, luego Antonio Tello y una notable generación de fondistas. Entre ellos, Nazario Araujo, el primer olímpico surgido de Chubut, el primer ganador de la popular Fiestas Mayas y maratonista en los Juegos de Munich de 1972, entre otros logros. Nazario fue, también, el esposo, compañero de vida por siempre y de formación de nuevas generaciones de Ana María Campillay. Se trasladaron por un tiempo a las filas del Club Atlético Independiente, en Avellaneda, en busca de su progreso atlético y lo representaron en el plano nacional, antes de retornar a su amado Chubut para desarrollar su fecunda tarea formativa.

Campillay logró el primero de sus títulos nacionales en 1969, en la pista de Gimnasia y Esgrima, con una marca de 39.94 metros. Y retuvo ese cetro al año siguiente en Córdoba, estableciendo el récord argentino de 43,34 metros, mejorando así el que mantenía Magdalena García (42.26 desde 1962). Paradójicamente, esa apasionada del atletismo y tan querida en nuestro ambiente, Magdalena, también falleció hace pocas semanas.

A principios de aquella década de los 70, Campillay se afianzó como una de las mejores atletas del país y en 1971 conquistó la medalla de oro de jabalina en el Campeonato Sudamericano de Lima con 43,92 metros, delante de la brasileña Kiyomi Nakagawa (42.42) y de la chilena Rosa Molina (42.32). Integró allí la Selección Argentina que logró el título femenino del Sudamericano: ha pasado exactamente medio siglo y desde entonces, ningún equipo le pudo arrebatar el título a las brasileñas…

Semanas más tarde en Buenos Aires recuperó el récord nacional –Ana Scursoni lo había llevado a 44.84- al marcar 45.54 metros. Y desde entonces a medida que extendía su campaña, también afianzaba el récord que finalmente colocó en 48,92 metros, el 19 de octubre de 1980 durante el torneo Orlando Guaita, en Santiago de Chile.

Fue la mejor marca de su vida con el antiguo implemento y ha quedado como la quinta del historial (la modalidad femenina de jabalina se modificó a fines de los 90, con el cambio en la distribución del peso).

Campillay tuvo una vigencia notable dentro del atletismo argentino, casi dos décadas en los primeros planos. Logró el título nacional en 14 oportunidades, el primero ya citado en 1969 y el último en 1987 con 42.64 metros. En jabalina, solamente Romina Maggi tiene un título más. Y si medimos todas las especialidades, es una de las diez atletas más ganadoras del historial de los Campeonatos, en los que también fue subcampeona dos veces y tercera en su debut (1968).

Representó a la Argentina en seis ediciones de los Sudamericanos y luego del triunfo ya mencionado en Lima, fue subcampeona en Santiago de Chilel (1974) con 43,18 metros, escoltando a la venezolana Gladys González. Logró la medalla de bronce en 1979 y 1981, el cuarto puesto en 1977 y se despidió con el sexto lugar en Santiago de Chle (1985) cuando aún alcanzaba 43,06 metros.

También participó en las primeras ediciones de los Juegos Odesur, triunfando en La Paz (1978) con récord nacional de 46,72 y logrando la medalla de plata cuatro años más tarde en Santa Fe con 46.22, detrás de la peruana Patricia Guerrero.

Definitivamente de regreso en Comodoro y junto a Nazario Araujo fueron incansables preparadores de nuevos atletas, además de colaborar en todos los aspectos organizativos de nuestro deporte.

En estas horas, Nazario y su familia reciben todos los testimonios de afecto y solidaridad ante el dolor. Y el mensaje de la Confederación Argentina de Atletismo y toda la familia atlética del país en reconocimiento, honor y recuerdo por siempre a su gran campeona, la entrañable Ana María Campillay.

………………

Cuadro de Honor

Sus títulos nacionales

1969 Buenos Aires 39.94 m

1970 Córdoba 43.34 m

1972 Buenos Aires 44.24 m

1973 Mar del Plata 45.92 m

1976 Embalse Río III 43.74 m

1977 Buenos Aires 38.96 m

1978 Villa María 40.96 m

1979 Comodoro Rivadavia 37.98 m

1980 Buenos Aires 48.28 m

1981 Mar del Plata 45.60 m

1982 Buenos Aires 43.82 m

1984 Santa Fe 45.76 m

1986 Buenos Aires 42.66 m

1987 Buenos Aires42.64 m

Actuación en Campeonatos Sudamericanos

1971 Lima: campeona 43.92 m

1974 Santiago de Chile: 2a. 43.18 m

1977 Montevideo: 4a. 40.62 m

1979 Bucaramanga: 3a. 42.30 m

1981 La Paz: 3a. 47.70 m.

1985 Santiago de Chile: 6a. 43.06 m

Sus récords nacionales

(43.12) Córdoba 24.10.1970

43.34 Córdoba 24.10.1970

45.54 Buenos Aires 13.11.1971

(45.60 Buenos Aires 1.10.1972)

45.64 Buenos Aires 1.10.1972

46.34 Villa Domínico 22.10.1972

46.72 La Paz BOL 10.11.1978

48.92 Santiago de Chile 19.10.1980

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico