El increíble motivo por el que se circuncidó Diego Ramos

El prolífico artista contó por qué decidió, de grande y cuando vivía en Colombia, hacerse la circuncisión para retocar una zona que le generaba problemas.

Diego Ramos cumple 52 años asentado como una de las caras visibles de la obra Sex, y como panelista desde hace un mes de Mañanísima, por eltrece. Aunque en sus primeros años de carrera su intimidad tuvo un bajo perfil, eso cambió en los últimos tiempos, y se animó incluso a contar por qué se circuncidó.

El actor contó en varias entrevistas los motivos por los cuales decidió hacerse la circuncisión cuando tenía ya 30 años, era una celebridad tras la explosión en Ricos y Famosos (1997) y su carrera como actor y modelo lo había llevado a instalarse en Colombia, para sumarse a la novela Pedro el Escamoso.

Fue en ese país en el que Diego Ramos visitó a un médico y supo que en suelo colombiano a los bebés le hacían la circuncisión fueran o no de religión judía, y decidió pasar por la operación para desterrar un problema físico que le causaba incomodidad y traumas en su vida sexual, pese a los elogios que recibía por su apariencia física.

El propio actor contó que su decisión no estaba vinculada a un tema de higiene, sino a que sentía y veía que tenía demasiada piel cubriendo su pene. “No es por una cuestión de limpieza, si fuera por eso, podrían comer en cualquier parte de mi cuerpo. Pero desde chico tenía mucha piel cubriendo. Era una polera cuello tortuga, doble punto", dijo Diego Ramos.

“Con el tiempo y con el uso, yo me di cuenta que algo me molestaba. Sentía algo raro y no permitía que nadie hiciera nada más que yo. Tenía vergüenza y decía: esto sobra; algo está de más. Notaba que había algún riesgo físico y también de placer que no me relajaba", explicó el actor en PH, Podemos Hablar, entre otros ciclos en los que habló de su circuncisión.

Así fue que tras la visita a un médico en Colombia, a las 24 horas estaba circuncidado. "Me lo hice y lo recomiendo 100%. En Colombia te lo hacen siempre, creo, cuando nacés, no corrés riesgo de higiene, de nada. Está asociado a esa religión pero para mí por lo menos fue otra vida, otra cosa después de operarme", comentó Diego Ramos.

En varias notas, el actor contó entre risas los detalles de la circuncisión que atravesó, y que no la pasó tan bien, pero valió la pena. “Te anestesian la zona, cosa que es preocupante porque vos ves lo que te hacen y la anestesia es un jeringazo, ahí. Le agarraba la mano a una enfermera y un médico", contó.

“En la base te clavan una aguja y la peor es en la punta de la cho… para que se te duerma toda la zona. Vos no sentís nada, pero sabés que están trabajando ahí, sentís que en cualquier momento... Trataba de hacer chistes, pero no me relajaba porque pensaba que cualquier cosa que se le fuera la mano, sonaba y quedaba mal”, relató Diego Ramos en Cortá por Lozano.

Y abundó: “Lo más gracioso es que la enfermera me dijo: "mirá cómo quedó y lo que sacaron". El postoperatorio fue de un mes que no tiene que suceder nada. Mi problema fue no tocarme; quería experimentar. De ansioso, me saqué los puntos y me dolía. La estrené solo… casi me saco un ojo. Es otra sensación, es hermoso, otro mundo”.

A pesar de que Diego Ramos resalta el resultado estético que tuvo la circuncisión que se hizo en Colombia, no era esa la única cuestión que lo llevó a pasar por el quirófano. De hecho, de chico tuvo un accidente con el cierre de un pantalón por la cantidad de piel que cubría su zona íntima. Así lo recordó en la mesa de Mirtha, cuando Marcela Tinayre reemplazaba a su madre.

“Él es muy dotado. Lo sé porque un día se estaba subiendo el cierre del pantalón y bueno... eso solo pasa cuando uno está muy dotado", dijo Tinayre, y Diego Ramos le contestó en tono de broma: "Sáquense la comida de la boca por las dudas, es horrible lo que voy a contar. Yo era muy chico. Se me enganchó algo... el prepucio", relató el actor.

"Hay que ir a ver 'Sex' a ver cómo te quedó", le dijo, en referencia a la obra dirigida por José María Muscari en la que trabaja. Uno de los invitados, Gabriel Oliveri, le dijo: "La obra se llama 'Diego y la mocha', pero Diego Ramos aclaró: "No, no quedó mocha. Quedó hermosa. 'Diego y la rosadita' podría ser. Impecable, bien prolija, hasta por una cuestión visual parece más grande”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico