Encontraron muerta a una joven en su casa y la familia sospecha de su exnovio

En un principio se pensó en un suicidio, pero la declaración de testigos obligó a recaratular la causa como averiguación de muerte dudosa.

La mamá de Lourdes Florencia Rosales se encadenó en el Poder Judicial de San Luis para reclamar la exhumación del cuerpo y una nueva autopsia.

Todo empezó el 6 de febrero pasado, cuando los padres de Lourdes Florencia Rosales volvieron a su casa en la ciudad de San Luis y encontraron a la joven de 20 años muerta en su habitación. Aunque al principio se calificó como un suicidio, la causa se recaratuló después como averiguación de muerte dudosa. En pleno duelo, la familia, en cambio, está convencida de que la mataron y pide que exhumen el cuerpo para realizar una nueva autopsia.

Las sospechas empezaron a surgir con el correr de las horas a raíz del testimonio de los vecinos, que aseguraron que en las horas previas a que la encontraran muerta la víctima había recibido la visita de su exnovio y tuvieron una discusión.

“Tenía golpes en todo el cuerpo y hay indicios que hacen que dudemos que se haya suicidado”, señaló la abuela de Lourdes, en diálogo con los medios locales. El 2 de abril pasado, los familiares de la chica pidieron la exhumación del cuerpo, pero hasta el momento no tuvieron respuesta y por esto en las últimas horas la madre se encadenó en la sede del Poder Judicial.

“¿De qué se esconden? Queremos la exhumación, que es un derecho, no entiendo por qué no la autorizan”, expresó el papá de Lourdes, Marcelo Rosales, en diálogo con El Chorrillero. Y cuestionó: “Juegan con nosotros que queremos saber la verdad”.

Por otro lado, el hombre destacó la declaración de los vecinos: “Muchos coincidieron que había peleas previas, tanto que se acercaron los amigos que dijeron que habían discutido en diferentes boliches, que la manoteaba, le gritaba y sacaba a cualquier hora”.

Además, Rosales salió al cruce de la versión oficial, según la cual su hija y la expareja no tenían contacto desde hacía meses. “En el celular encontramos que ella le responde un mensaje diciéndole ´Sí, viniste a mi casa sabiendo que estaba sola´, entonces no me pueden venir a decir que hace dos meses no había vinculación”, manifestó.

Por último, el padre de la víctima indicó que el sospechoso ni siquiera fue citado a declarar pese a la declaración de los testigos, y subrayó: “Ningún pariente del acusado se acercó a decirme que estaban a disposición. ¿De qué se esconden si para ellos fue un suicidio?”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico