Maes, la joven que salió de Neuquén y apareció muerta en EE.UU.

Una de sus amigas repasó su historia y su paso por la capital provincial. "Estamos desesperados por tener respuestas", afirmó.

Alegre, leal y fanática de la vida sana. Así describe Victoria Schiavone a su amiga María Esperanza Díaz, la joven venezolana que pasó tres años en Neuquén y fue encontrada muerta el domingo pasado en una casa deshabitada de Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos. Aunque trascendió que había fallecido por una sobredosis, sus amigos aseguran que es imposible que la chica se haya drogado voluntariamente.

"Ella te alegraba las mañanas con la mejor de las energías y la mejor de las ondas", recordó Victoria ante La Mañana de Neuquén con la voz todavía embargada por el dolor. Antes de tener que despedirla para siempre, la joven ya había despedido a su amiga con tristeza, pero con la esperanza de encontrarse muy pronto en una visita al país norteamericano o en un pronto regreso de Maes a la región.

María Esperanza era contadora y trabajaba en una empresa de comunicaciones de manera remota. Tenía estabilidad y un buen pasar en Neuquén, adonde había llegado desde Venezuela en búsqueda de una mejor calidad de vida. "Eligió Neuquén porque su hermana y su cuñado estaban acá", relató Victoria.

"Vivía sola en un departamento e iba al gimnasio todos los días, tenía una vida muy sana, salía a caminar a la barda y le gustaban los amaneceres", explicó su joven amiga sin ocultar su cariño por Maes, que se había convertido en una de sus mejores amigas.

Un mes antes de mudarse a Charlotte, la joven venezolana les contó a sus familiares y a dos amigas muy cercanas sobre sus planes. "Sólo lo sabíamos una amiga y yo, ella no quería contarlo por una superstición", dijo y agregó que, al entender que era una decisión tomada, las dos decidieron no formar opiniones sobre el tema.

Maes se había convertido en la mejor amiga de Victoria, que se despertaba cada mañana con un mensaje alegre atravesado por el acento venezolano. "Podías contar con ella constantemente", dijo y agregó que se ilusionó con la posibilidad de que ese adiós que se dieron hace pocos días no fuera definitivo.

Sin embargo, la tragedia cortó de raíz todas las ilusiones de Maes, que buscaba oportunidades en Estados Unidos. El domingo pasado, a las 8 de la mañana, fue encontrada muerta en una casa deshabitada, y las autoridades anunciaron que se trataba de un presunto caso de sobredosis, aunque faltan meses para conocer los resultados de los estudios toxicológicos.

"Estamos todos sus amigos shockeados, no lo podemos creer, cargamos con una tristeza gigantesca", sostuvo Victoria. "Queremos que se haga justicia y se investigue más en el caso; Maes no es un tipo de persona que muere por sobredosis, si se llega a confirmar, sabemos que ella voluntariamente no consumió", agregó. Y es que la vida sana de la joven venezolana y su apuesta por triunfar en el hemisferio norte no son compatibles con ese destino que encontró.

"Estamos desesperados por tener respuestas, queremos que tenga alcance porque nos sentimos muy impotentes al no poder estar cerca siguiendo la investigación", agregó su amiga, que busca difundir la historia de la joven contadora para poder esclarecer las circunstancias de un hecho que considera como un crimen atroz.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico