Misteriosa muerte de un andinista

Sucedió en Plaza de Mulas, el campamento base que recluta a los andinistas que aspiran a escalar la cumbre más alta del continente, el Aconcagua.

Un andinista de nacionalidad rusa, de unos 30 años, fue encontrado sin vida en Plaza de Mulas, el campamento base para ascender al Aconcagua, la cumbre más alta del continente americano.

El fallecido fue identificado como Andrei Mainaev, y fue hallado sin vida por el coordinador del grupo, también ruso, cuando realizaba la recorrida habitual entre las carpas que utilizan los andinistas para descansar.

El guía de 48 años reportó a las autoridades que a las 09.40 hs se procedió a despertar a los miembros del grupo que tenía a cargo.

Al ver que el joven no respondía a los estímulos, el líder del grupo llamó al médico del lugar y el profesional constató que Minaev no presentaba signos vitales.

La novedad fue comunicada a personal de la Patrulla de Rescate del Parque Provincial Aconcagua, y luego se hizo presente el fiscal de Homicidios, quien autorizó el levantamiento del cuerpo para ser trasladado al Cuerpo Médico Forense. Posteriormente, personal idóneo del parque coordinó el descenso del fallecido. Entretanto, se aguardan las pericias para determinar la causa de la muerte.

Ubicado a 4.260 metros de altura, Plaza de Mulas es el campamento que concentra el mayor número de andinistas, quienes intentan encarar el ascenso al Aconcagua, que a su vez se encuentra unos 3.000 metros más arriba.

SEGUNDA MUERTE DE UN ESCALADOR EXTRANJERO EN 4 DIAS

El último domingo se conoció la muerte de otro montañista extranjero, oriundo de Estados Unidos, identificado como Raúl Alexander Tartera.

El andinista estadounidense había logrado hacer cumbre, pero se descompensó al emprender el descenso y no respondió a las múltiples maniobras de reanimación que ejecutaron para salvarlo. El hombre falleció a más de 6000 metros de altura, en las inmediaciones de la zona conocida como La Cueva.

A propósito de las condiciones climáticas, a las 23.30 del sábado la temperatura en la zona llegaba a -38°. El coordinador que estaba con el hombre de 30 años pidió auxilio a los servicios médicos apenas comenzó a manifestar signos de malestar.

El personal de emergencias ordenó que intentaran llegar a Plaza de Mulas. En el trayecto el andinista fue auxiliado con una máscara de oxígeno, pero su cuadro empeoraba cada vez más, haciéndose manifiesta su dificultad para caminar.

El descenso les tomó más de una hora y media, hasta que apareció la Unidad Patrulla de Rescate y Auxilio en Montaña.

Minutos después, hacia las 22:10 hs, el guía volvió a contactarse con la base para informar que Raúl Alexander Tartera no respondía a los masajes de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Una hora más tarde otro guía constató que el norteamericano ya no respiraba. “No presenta ningún signo vital, sin respiración, pupilas dilatadas”, con lo que constató el “deceso” del hombre, detallaron desde el Ministerio de Seguridad mendocino.

CA/ED

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico