Morales: "¿Qué le digo a mi hija cuando sea grande?"

El exgobernador de Jujuy conversó con Jorge Lanata sobre la causa que se hizo pública tras la difusión en redes sociales de tweets y fotos que aluden a una presunta infidelidad de su esposa.

El exgobernador de Jujuy, Gerardo Morales, rompió el silencio en relación a la polémica causa que involucra a dos hombres que fueron liberados tras más de 50 días de detención por publicaciones en redes sociales sobre la vida personal de su familia. Nahuel Morandini y Roque Villegas fueron liberados en la causa iniciada por una denuncia de María Eugenia Tulia Snopek, esposa de Morales.

Morales habló por primera vez del caso en una larga entrevista en Radio Mitre. Negó que se trate simplemente de un tuit y afirmó que es un delito grave que causó un daño irreparable a su hija de dos años y a su esposa.

“No se trata de una causa por tuitear en Jujuy, se trata de una causa que se sustancia por organizar, planificar, crear, difundir y tornar incierta y alterar la identidad de una niña de dos años. Y por lesiones agravadas por violencia de género, en el caso de mi mujer. Se trata de un delito grave, que si lo que pasó se simplifica que tiene que ver por un tuit, aparece como un tema que no tiene sentido. El problema es que se habla sin saber”, dijo Morales.

El ex mandatario contó que es querellante en la causa y afirmó que todo fue organizado y planificado por una banda. “Es un grupo de por lo menos 13 personas que participan en un WhatsApp, y de acuerdo a algunos textuales que surgen, desde septiembre intentaron instalar una infidelidad de mi mujer. Luego el 17 de diciembre, el 26, el 27, vuelven a intentar una mentira, que produjo una situación”, detalló.

Además de las dos personas que estuvieron detenidas, Morales mencionó directamente a la exministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien es una de las abogadas de los dos hombres detenidos y vinculó el hecho al grupo Tupac Amaru, que lideró Milagro Sala.

También el exgobernador vinculó al grupo a Sabrina Roth, quien fuera coordinadora de prensa de esa organización social.

Morales también fue duro con la arquitecta Lucía González, acusada de viralizar el rumor. El exgobernador tildó de “mentirosa” a la mujer, dijo que está “prófuga” y que tiene audios que presentará en la Justicia que corroboran que estuvo durante enero en Jujuy, a pesar de que no se presentó en las audiencias aduciendo que se encontraba en el exterior.

Además, afirmó que buscará que el caso llegue a la Corte Suprema de Justicia: “Es la primera vez que planteamos la línea argumental de la familia. Quiero que este tema llegue a la Corte porque es un leading case, y yo quiero Justicia. ¿Quién me repara a mí el daño psicológico? ¿Quién sabe usted que mi hija no va a tener un daño psicológico de aquellos que llevan al suicidio a las personas?”, advirtió.

“¿Qué le digo a mi hija cuando sea más grande y crea que yo no soy su padre biológico por una mentira en redes sociales? ¿En qué va a terminar la salud psicológica de mi mujer y de mi hija después de semejante delito que se ha cometido?”, se preguntó el carcelero de Milagro Sala.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico