Néstor Kirchner fue evocado en Cañadón Seco

En el homenaje que brindara el miércoles la militancia justicialista de Cañadón Seco al ex Presidente de a Nación, Néstor Kirchner, Jorge Soloaga sintetizó la relevancia histórica que alcanzó el líder político santacruceño.

El presidente de la comuna y titular del PJ de Cañadón Seco encabezó el acto con el que se recordó este miércoles un nuevo aniversario del fallecimiento de Néstor Carlos Kirchner, ocurrido el 27 de octubre de 2010 y que conmocionó a la inmensa mayoría de los argentinos.

En la misma ocasión fue presentada una miniatura de la escultura que recuerda a su figura en el panteón del Cementerio de Rio Gallegos donde descansan sus restos.

El propio jefe comunal anunció que ejemplares de esa estatuilla serán entregados a vecinas y vecinos que se destaquen por realizar acciones solidarias.

En el mismo discurso, resaltó que Néstor Kirchner fue un político de raza que trascenderá en tiempo porque, salvo el General Juan Domingo Perón, ningún otro presidente argentino logró concretar acciones de justicia social.

Seguidamente hizo referencia a las contradicciones que tiene la política porque no pocos cuestionaron su legitimidad al haber asumido la máxima investidura nacional con el 22 % de los votos (ello debido a que Menem desistió de presentarse en una segunda vuelta), sin reparar “en los resultados de determinaciones trascendentes que toman quienes verdaderamente tienen responsabilidades políticas o institucionales para ponerse el frente de las necesidades de un pueblo como él lo hizo”.

Citó entones que esa circunstancial legitimidad a veces resulta ser una mentira porque Mauricio Macri llegó al poder con algo más del 50 % de los votos “pero hundió, humilló, endeudó, sometió y saqueó a la Argentina” por lo cual de ninguna manera sus acciones pueden equipararse con las que legitiman las acciones de hombres y mujeres que asumen firmes compromisos para resolver las necesidades de sus pueblos.

JUSTICIA SOCIAL

En ese contexto recordó que Kirchner tuvo la virtud lograr afirmar el proceso de “ascenso social” de las mayorías populares, lo que implicó el mejoramiento de las condiciones integrales de quienes trabajan y de los que dejaron de trabajar “para garantizar justicia social, dignidad y consecuentemente algo tan simple que molesta a los poderosos, como lo es la alegría y la felicidad de la gente”.

No olvidó mencionar el coraje y agallas que tuvo para ordenar hacer retirar un cuadro de un militar genocida (Jorge Rafael Videla), que identificó al último golpe cívico militar que interrumpió la vida democrática.

No obstante advirtió que muchos sucesores de los golpistas siguen integrando sectores “de la más rancia oligarquía y son los concentradores de la riqueza para muy pocos” en desmedro del trabajo y el sacrificio de las mayorías a las que constantemente intentan sumir en la pobreza.

También rememoró que luego vinieron algunos gobiernos que se sometieron y pusieron de rodillas al país y “los que somos peronistas tenemos que cargar la mancha que nos dejó Carlos Menem, porque no solo entregó armas y bagajes, sino también la historia y el dogma a los sectores liberales y oligárquicos”.

Más adelante destacó que fue capaz de reestructurar el 93 % de la deuda externa y dejó en las arcas de Banco Central más de 52 mil millones de dólares, las que al inicio de su gestión ascendían a 10 mil millones.

En lo que respecta al plano internacional, citó que puso en vigencia la discusión por los derechos soberanos sobre las Islas Malvinas y consecuentemente la potestad argentina sobre los recursos naturales de su entorno.

Asimismo, hizo alusión al apoyo que dio a otros presidentes contemporáneos como Lula da Silva, Dilma Rousseff, Rafael Correa, Fernando Lugo y José Mujica, para que pudieran unirse y defender los derechos de sus países ante los poderosos del mundo, lo que llevó a crear la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), uno de los organismos más trascendentes que impulsó en materia de política internacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico