Roque González, el barrio que albergaría a otro sector comercial

Hay más de 250 lotes donde funcionan un gimnasio, una pastelería, un taller, salones de eventos y un centro de estética, entre otros. Mientras, otros emprendedores comienzan a preguntar sobre disponibilidad para instalarse en la zona.

En 2011, cuando Darío Gutiérrez llegó al barrio Roque González, solo se contaba con electricidad y agua. La conexión del gas fue una señal para que otras familias empezaran a levantar las paredes de sus futuros hogares.

Los proyectos no pararon. Se realizaron las obras de las redes de agua y cloacas, lo que significa hoy que el barrio se proyecte como un futuro sector comercial. Es que en el último tiempo se instalaron un gimnasio, una pastelería, salones de eventos y un centro de estética, entre otros comercios.

“El crecimiento del barrio ha ido de la mano de la instalación de los servicios. Los dueños de los lotes han comenzado a construir. Es que con los servicios es diferente”, sostiene Gutiérrez, vicepresidente de la asociación vecinal del Roque González, en diálogo con El Patagónico.

Una de las últimas obras fue la conexión de cloacas. La primera parte se retrasó debido a la dureza del terreno que debía unirse con la red de la extensión del Máximo Abásolo. Pero una vez terminados esos trabajos, se avanzó con la segunda etapa que fue inaugurada hace pocos meses. “Los trabajos siguieron pese a la pandemia y el barrio ya tiene todos los servicios a disposición”, aseveró el dirigente barrial.

La gestión de los vecinos permitió que se consiguiera “la frutilla del postre”: la plaza. Para Gutiérrez, el espacio público fue un bonus track que implica mejores condiciones de vida para la comunidad. “Estamos agradecidos a la gestión, tanto de (Carlos) Linares como a la de (Juan Pablo) Luque, porque siempre nos atendieron el teléfono”, subrayó el vecinalista.

Las reuniones con las autoridades municipales se hacían en la casa de Gutiérrez debido a la falta de una sede vecinal. “Juan Pablo venía a casa cuando era viceintendente porque nosotros no tenemos sede. Nos garantizó la red cloacal y la plaza y, por suerte, cumplió”, destacó.

PROYECTAR EL FUTURO

En el barrio hay 254 lotes de los cuales se estima que más de la mitad cuentan con una obra en construcción o con viviendas ya establecidas. La instalación de los servicios posibilitó la radicación de más familias, pero también que varios comercios abrieran sus puertas.

“Hay varios comercios de distintos rubros. Sobre la ladera del cerro se ha instalado una marmolería y hay un gran movimiento de suelo, por lo que estimamos que seguirán radicándose comercios. Hay interés por la zona”, consideró Gutiérrez.

El vecinalista entiende que el anuncio del proyecto de unir el camino Roque González con la ruta nacional 26 pudo haber generado expectativas. “Creo que la intención de asfaltar ese tramo genera que las empresas o los comercios vean a este sector como una alternativa viable para radicarse”, afirmó.

index2.jpg

En tanto, los vecinos siguen gestionando obras. El siguiente paso es que el municipio incorpore la segunda etapa del cordón cuneta en el presupuesto. “Como asociación vecinal, queremos priorizar que el barrio esté ordenado, y la culminación de la obra de cordones cuneta sin duda que ayudará en ese sentido”, describió.

Otra de las demandas es el cambio de la iluminación. Los habitantes del barrio comenzarán a dialogar con las autoridades de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) para que el Roque González cuente con iluminarias led y haya mejor visión durante la noche.

El próximo sueño es la sede vecinal para que los vecinos se puedan reunir y realizar actividades. “Tenemos un lugar reservado para la vecinal (lindante con la plaza) que en algún momento estuvo a punto de ser tomado. La idea es construir la sede de la vecinal para enviar un mensaje de que no se puede seguir usurpando”, aseguró.

Roque González es uno de los barrios de Comodoro que ha crecido notoriamente en los últimos años y las empresas, emprendedores y comercios comienzan a verlo como una oportunidad para crear un nuevo sector comercial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico