Sismo de magnitud 7 sacudió el centro de México

Un sismo de magnitud 7 en la escala abierta de Richter provocó escenas de pánico y diversos daños en los estados de Morelos y de México con varios edificios parcialmente destruidos en el 32 aniversario del poderoso terremoto que causó miles de muertos. Las mismas escenas se vivieron en otras localidades y al menos 65 personas perdieron la vida en por el terremoto.

Al empezar a sentirse el movimiento la gente comenzó a salir corriendo de los edificios en el Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la urbe. En las calles había gente abrazada y llorando, el tráfico se detuvo por completo y nubes de polvo generadas por el derrumbe de algunos edificios opacaban la visibilidad.

En un primer momento, el reporte sismológico de México habló de un sismo de magnitud 7,1, ajustado en las últimas horas a 7.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) indicó que el temblor tuvo una magnitud de 7 grados y que el epicentro se ubicó a cinco kilómetros al noreste de la localidad de Raboso, en el estado de Puebla. El sismo, que tuvo 51 kilómetros de profundidad, se registró poco después de la una de la tarde hora local (18:14 GMT). El gobernador de Puebla, Tony Gali, escribió en su cuenta de Twitter que había reportes de daños a edificios.

"He convocado al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar acciones", escribió a su vez el presidente Enrique Peña Nieto. "Les suplicamos salir de sus edificios y seguir indicaciones de protección civil", pidió a través de la misma red social el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Minutos después del sismo mexicanos en distintas partes de la ciudad compartieron testimonios, fotos y videos en los que se mostraban daños severos a edificios, casas y negocios. En algunas de las imágenes se observaban estructuras totalmente colapsadas; en otras partes se reportaron fugas de gas e incendios.

Las imágenes daban cuenta de derrumbes en zonas de las colonias Condesa y Roma y al menos un edificio se desplomó en la Zona Rosa. También se observaron daños en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, donde el suelo se agrietó severamente.

Edith López, vendedora de un mercado de 25 años, dijo que estaba en un taxi cuando se sintió el temblor y que observó cómo se rompían las ventanas de algunos edificios. De inmediato trató de localizar a sus hijos, que había dejado encargados a su madre.

Peña Nieto se dirigía al sureño estado de Oaxaca cuando se produjo el movimiento telúrico de magnitud 7 en la escala de Richter sacudió el centro del país, causando daños en edificios de la capital y en los estados de Morelos y Oaxaca.

"El PlanMX ha sido activado", señaló el mandatario a través de la red social Twitter, en la que también explicó que regresaba "de inmediato a la Ciudad de México para atender la situación por sismo".

Las actividades escolares fueron suspendidas hasta nuevo aviso, así como la sesión bursátil de la Ciudad de México "para salvaguardar la seguridad del personal y de las instalaciones".

Más temprano se había llevado a cabo un simulacro para recordar el terremoto de 8,1 grados que sacudió a México en 1985.

Esta vez el sismo se sintió con más fuerza que el registrado el 7 de septiembre, de magnitud de 8,2 en la escala de Richter, dado que el epicentro fue más cercano.

El sismo del 7 de septiembre, el más poderoso desde 1932 en el país, dejó 98 muertos en el sur del país; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico