Una "influencer" paga viaje  en taxi con sexo y lo difunde

Una joven, de unos 25 años, realizó un video de contenido para adultos que en pocas horas se convirtió en viral. 

Fue en Colombia y la mujer en una introducción al video dice que va a tomar un taxi y va a fingir que no tiene dinero para que la lleven gratis y así pagar con relaciones al conductor.

Después de varios minutos toma un taxi y le solicita al chofer que la lleve al centro de Bucaramanga. Más adelante, se da la relación sexual entre el hombre y la mujer como parte de pago por la carrera.

Representantes del gremio de taxistas señalaron que aún no se van a pronunciar sobre este hecho.

Además, explicaron a Caracol Radio que quienes dieron a conocer este material buscan afectar los operativos de las autoridades hacia quienes trabajan prestando servicio público a través de las apps.

También argumentan que esta mujer es una ’influencer’ que trabaja haciendo videos sexuales y que ella pudo haber sido contratada para dañar la imagen del gremio de taxistas.

Se le está pidiendo a las autoridades que se investigue este caso, se identifique a las personas que salen en el video y se les someta a la ley por atentar contra la moral.

De acuerdo con el video, la joven toma el taxi y le indica al conductor que la lleve al centro de Bucaramanga. Una vez que llegan allí, la mujer ejecuta su intención y termina teniendo sexo con el conductor.

Horas más tarde de que la mujer revelara la grabación, el contenido se volvió viral e inmediatamente provocó gran polémica entre el gremio de los taxistas que indicaron a Caracol Radio que querían desprestigiarlos y que por ello solicitaban a las autoridades que investiguen este tema y, además, se indague sobre la mujer que al parecer ha grabado más videos en la ciudad.

Sin embargo, este asunto no es aislado de una tendencia que ha tomado fuerza en estos meses tras la pandemia y la clausura de moteles en Bucaramanga, una modalidad llamada ‘Carsex’ que consiste en solicitar, por medio de plataformas digitales, el alquiler de un auto para poder tener relaciones sexuales.

“Ellos mismos publican lo que se atreven a hacer en estos vehículos y en estos días vimos un video en donde, desafortunadamente, están teniendo sexo en la avenida La Rosita”, en Bucaramanga, comentó una autoridad.

El mismo mostró varias capturas de pantalla para denunciar que, en ocasiones, son los mismos pasajeros los que piden el servicio.

Según la información dada a conocer por el vocero de los taxistas, existen servicios entre los $7.000 hasta los $40.000, en lo que los usuarios pueden solicitar de manera específica el servicio. Por ejemplo, indican que desean un servicio con final feliz en un Aveo.

“Quiero servicio de final feliz, con un conductor gay dispuesto a una orgía”, “necesito un conductor grande y fuerte”, “estoy estresadita, quiero sexo y tengo sitio. Soy una dama sencilla”, se lee en varias de las imágenes que divulgó un noticiero.

De acuerdo con el secretario de la Alcaldía de Bucaramanga, David Cavanzo, “esto afecta la salud pública, estamos en medio una pandemia”.

Además, señaló que los pasajeros no tienen la tranquilidad “de poder disfrutar de un viaje sin saber qué haya pasado al interior de los vehículos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico