El piloto del TP Gol que lleva Malvinas en cada giro

Patricio "Pato" García es excombatiente y habló sobre lo que significa eso en la actualidad, a 38 años de la Guerra. Le tocó está en Puerto Argentino y confiesa que "lo que más recuerdo de todo eso, más allá de los bombardeos, fue el momento de la rendición".

En la primera carrera de 2020 en el autódromo General San Martín de Comodoro Rivadavia fue protagonista de una situación pocas veces vista. Cuando se incendiaba en pista el auto de Kadafi, durante las tandas libres del viernes, él no dudó en parar su auto de la monomarca Gol 1.6 y bajar con su matafuego para ayudar.

Esa solidaridad que afloró en Patricio "Pato" García tal vez fue una de las cosas que aprendió en la Guerra de Malvinas allá por 1982, donde participó con apenas 18 años de vida. El piloto trelewense es un ex combatiente y lleva ploteado su auto con fotos de ese momento único donde vestido de soldado defendió la Patria.

"Es un día muy especial para todos los excombatientes, y más en este contexto mundial con lo que estamos viviendo, pero es un momento distinto y siempre se vive con mucha emoción", comentó "Pato" desde Trelew, donde vive con su esposa y sus tres hijos.

La cuarentena obligatoria en la República Argentina hizo que los actos oficiales no se hagan, pero siempre es movilizante la fecha para todo aquel que estuvo en la Guerra. "Ser un excombatiente se vive distinto a años anteriores donde nos tenían escondidos y olvidados. Hoy la gente y el pueblo argentino nos reconoce, y eso nos llena de orgullo", reconoce García.

A él le toco estar en Puerto Argentino con el Regimiento 25 de Sarmiento, controlando lo que era la costa y todo el sector sur de las Islas Malvinas. "Para todo joven de 18 años fue algo muy duro. Lo vivimos desde el 2 de abril al 1 de mayo que fueron los primeros bombardeos con mucho miedo pero lo fuimos superando a ese momento. Nosotros teníamos que defender nuestro país, y lo hicimos hasta donde pudimos. La experiencia es algo que uno no se lo quiere aconsejar a nadie, fue una experiencia muy dura y vivimos todo lo que se vive en una guerra pasando por hambre, frío", recordó desde Trelew.

García, como la gran mayoría de los jóvenes soldados, no tenían la real dimensión de lo que estaban por hacer. "Cuando el 1 de abril a la noche nos llevaron al Regimiento de Sarmiento hasta Comodoro ahí nos dijeron que teníamos que ir a recuperar las Islas Malvinas y no entendíamos nada. Con el pasar de los días fuimos entendiendo lo que era la Guerra, pero no en la real dimensión. Fue algo que nos sorprendió muchísimo y fuimos pasando los miedos. Creo que el soldado la defendió con dignidad y mucho amor porque estaba convencido que peleaba por su patria", remarcó.

Consultado sobre lo que más recuerda de su paso por Malvinas comenta inmediatamente: "mi experiencia duró desde el 2 de abril hasta 21 de junio que llegamos a Puerto Madryn con el barco británico. Lo que más recuerdo de todo eso, más allá de los bombardeos, fue el momento de la rendición. Fue lo más duro que vivimos en esos 74 días que estuvimos en Malvinas. En un primer momento estábamos contentos que había un cese de fuego, después nos dijeron que fue la rendición y eso fue el momento más duro que vivimos allá", admitió el piloto que no se considera un héroe. "Fui uno más". Uno más, que el pueblo argentino no debe olvidar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico