Famoso country robaba la luz para sus campos de polo

La empresa Edesur detectó 34 conexiones clandestinas en el barrio cerrado La Dolfina Polo Ranch, ubicado en Cañuelas.

La empresa distribuidora de energía eléctrica, Edesur, detectó 34 conexiones clandestinas en el barrio cerrado La Dolfina Polo Ranch, ubicado en Cañuelas, provincia de Buenos Aires. Un equipo técnico de la compañía detectó el hurto de energía, que además fue constatado por un escribano público.

Las conexiones clandestinas en La Dolfina Polo Ranch eran destinadas a para abastecer de energía a viviendas, bombas de riego, iluminación de servicios generales, canchas de polo y 15 caballerizas.

Una vez finalizada la configuración de los casos y los cálculos del perjuicio provocado a Edesur, se tramitará la denuncia penal correspondiente por el delito de hurto de energía.

Desde la compañía señalaron que "este tipo de conexiones son un gran problema para la red de distribución, debido a que provoca fallas en el sistema y afecta a los clientes que pagan por su consumo".

Además, implica un "enorme riesgo para quien realiza la conexión ilegal que puede sufrir daños para sí, para terceros y generar altibajos en la tensión de sus vecinos".

A fines de diciembre, la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) detectó un total de 212.879 metros cuadrados sin declarar en 772 construcciones de urbanizaciones abiertas y cerradas en sectores de altos ingresos del partido de La Plata. En concreto, se trata de 56 edificios en altura, 580 casas de lujo en distintas zonas del distrito y 77 construcciones en el exclusivo country "Grand Bell 2".

Entre los casos emblemáticos que detectó ARBA se encuentra un supermercado de 2.800 m2 y un edificio de 10 pisos que tenía sin declarar 3.200 m2. Además, se detectaron 77 casos dentro de un barrio cerrado del norte de la localidad, que suman aproximadamente otros 19.000 m2 sin declarar y 589 construcciones en diferentes urbanizaciones abiertas platenses.

La agencia también detectó otros 55 edificios en altura, lo que corresponde a más de 75 mil metros que estaban sin incorporar al fisco provincial. Según consignó el organismo de recaudación bonaerense, gran parte de estas construcciones de lujo figuraban y tributaban como terrenos baldíos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico