Perdonó a su novia por apuñalarlo y pide su libertad

Se trata de Lucas Ortíz, quien fue apuñalado por su expareja, detenida por "Tentativa de homicidio calificado por el vínculo".

Lucas Ortiz volvía del boliche junto a su novia dos semanas atrás. Por una escena de celos, ella decidió apuñalarlo y quedó presa. Él, lejos de guardarle rencor, afirma que la perdonó y ahora pide su libertad.

El insólito caso ocurrió en La Matanza, donde la escena quedó registrada por las cámaras de seguridad. Como consecuencia de la herida, Ortíz tuvo que ser internado y operado, con 18 puntos en el intestino. Una vez recuperado, presentó la denuncia y detuvieron a la autora del hecho. Pero ahora, pide que todo dé marcha atrás.

En charla con el programa Nosotros a la Mañana, de El Trece, Ortíz celebró que “la Justicia actuó rápido” luego de que mostrara “las pruebas”, pero habló sobre su cambio de postura. “La decisión pasa porque uno no puede vivir con rencor adentro, te hace mal. No podría hacerle mal a ella, siento que necesita más una ayuda que un castigo”, afirmó.

Si bien afirma que “la extraña”, aclaró que “no volvería con ella” porque sabe que “le hace mal” y no quiere “tener una persona así al lado”. “Me dolió mucho lo que me hizo, le tengo un afecto, pero no creo que sea como antes”, recalcó.

“Quiero que la liberen para que la puedan ayudar, necesita ayuda por mucho tiempo, no puede salir a la sociedad como si nada tampoco”, continuó, al tiempo que indicó: “A la puñalada la sentí más en el corazón que en el abdomen”.

Qué fue lo que ocasionó lo sucedido

Una noche, en una salida por Laferrere, Ortiz recibió descuentos en bebidas por parte de una conocida, algo que parece que su pareja no pudo asimilar. “Ella se puso celosa por esa situación y empezó a decirme cosas”, explicó tras lo sucedido.

La discusión continuó camino a la casa de la víctima, quien tiene un local de comidas. Allí, las cámaras del comercio dejaron todo grabado: ella estaba fuera de control, pegándose así misma con una botella, hasta que tomó un cuchillo y lo apuñaló.

“No sé qué hubiera pasado si no estuvieran las cámaras”, sostuvo Ortiz, quien afirmó además que vio varias veces el video para convencerse “de lo que pasó” y de la gravedad de la situación.

“Nunca habíamos tenido este tipo de discusiones”, fue lo que más desconcertó al joven, quien todavía se pregunta qué pasó aquella madrugada. Sin embargo, sostuvo que no volvió “a tener contacto con ella” y que creé que “no hay vuelta atrás” en materia judicial.

Fuente: Crónica.com.ar

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico